Napoleón de Ridley Scott es contundencia cinematográfica - Spoiler Time
Spoiler Time
Forma parte del Especial Ridley Scott

Napoleón de Ridley Scott es contundencia cinematográfica

Imagen principal de la nota
Tiene toda la sangre, toda la guerra, todo el sexo y toda la pasión que engloba esta magnífica historia.

Mucho se sabe de las guerras napoleónicas, una sucesión de conflictos que fueron una extensión bélica de la Revolución Francesa, también llamadas las Guerras de la Coalición que abarcaron desde 1804 a 1815. Estas significaron una expansión imperial para Francia en toda Europa continental. Y entonces, Napoleón de Ridley Scott.

El director de Alien (1979) resume la vida, lujuria, guerra, paz, extensión y extinción del emperador francés que puso a Europa de cabeza en los Siglos XVIII y XIX; abarca al General, Monarca, marido y hombre inseguro que era; su fascinación por Josefina, el hambre constante de demostrar su valía como soldado y conquistador en una sociedad francesa que constantemente lo ridiculizaba en los principales encabezados de prensa por las indiscreciones maritales de su esposa. ¿El fin? Su muerte en el exilio.

Ridley Scott ha dirigido 52 películas entre las que destacan joyas como la mencionada Alien, Blade Runner (1982), Thelma y Louise (1991), Gladiador (2000), Hannibal (2001), Cruzada (2005), Gánster americano (2007), Red de mentiras (2008), Prometeo (2012), Misión rescate (2015), El último duelo (2021) y La Casa Gucci (2021). Menciono el historial fílmico del director no en un acto pretencioso para decir que las he visto todas, lo cual es totalmente cierto, sino también porque creo que es uno de los pocos directores que logra reinventarse a sí mismo con cada proyecto.

Napoleón es un regreso al clásico estilo de Scott en Gladiator. Su clasicismo cinematográfico a la vieja escuela hollywoodense se nota, se aprecia y también se disfruta.

Video
https://www.youtube.com/watch?v=NjMJwewmcfA

David Scarpa, guionista también de otro filme de Scott, Todo el dinero del mundo (2017), trata de abarcar mucho de la vida, paz, guerra, matrimonio e intimidad de un hombre del cual solo se le conoce por su expansión territorial. Su guion tiene muchos aciertos que podrían colocar a esta entre las mejores películas del director; sin embargo, contiene también redundancias innecesarias que la hacen muy larga para no ahondar mucho y darnos una idea muy vaga de su relación con Josefina (con escenas sexuales explicitas). Con esto no quiero decir que profundice, solo es la intimidad de una pareja real y controversial; tampoco se planta demasiado en los motivos políticos de las guerras napoleónicas y sus relaciones diplomáticas como Tratado de Amiens, que significó el génesis de todo el conflicto y la historia bélica de Napoleón. 

Dariusz Wolski, fotógrafo de cabecera del director, es quien crea con imágenes de cada una de las guerras un trabajo impecable, impoluto; hace que el guion pueda pasar desapercibido solo para admirar esas imágenes bélicas que solo él junto con Scott pueden entregar. Las tomas cenitales e inmersivas de cada una de las confrontas son impresionantes y hacen de esta película algo digno de ver en una sala de cine.

La composición musical de Martin Phipps (The Crown) es impresionante: levanta cada cañonazo, bayoneta y gota de sangre a niveles épicos que dan nota de que estamos mirando una película de época histórica de Scott.

Ahora bien, seguramente se preguntan acerca de las actuaciones tándem de Phoenix y Kirby: ambos electrifican la pantalla en cada escena que están juntos. Joaquin y Vanessa nos regalan secuencias llenas de tensión sexual, violencia familiar y toxicidad marital. No pude dejar de mirar la pantalla gracias a la gran química que estos dos tienen a cuadro.

Joaquin Phoenix encarna perfectamente al hombre inseguro pero violento y contundente, al emperador atractivo pero codependiente de sus emociones enlazadas a Josefina. En su trabajo como Cómodo en Gladiador vimos el nacimiento del personaje que vemos ahora: Phoenix es impactante en cada mirada y diálogo porque, incluso en las inseguridades encarnadas de su personaje, el actor luce imponente y atractivo. 

Sin ser por mucho lo mejor de Ridley Scott, Napoleón tiene toda la sangre, toda la guerra, todo el sexo y toda la pasión que engloba esta magnífica historia. Joaquin Phoenix es GRANDE, y aunque tenemos todo lo anterior, creo que en algún punto carece de contundencia y desarrollo histórico que termine por completar este círculo casi perfecto de la que podría haber sido la obra cumbre del maestro.

Ya en cines.

Más sobre Ridley Scott

Más en Spoiler Time

Últimos estrenos
JustWatch
Serie - 8 episodios
Avatar: La leyenda de Aang
Netflix
Serie - 8 episodios
Constelación
Apple TV Plus
Película - 2:00 horas
Mea Culpa
Netflix
Serie - 8 episodios
El segundo mejor hospital de la galaxia
Amazon Prime Video
Serie - 4 episodios
El Mundial de Messi: el ascenso de la leyenda
Apple TV Plus